viernes, 12 de septiembre de 2008

Eva y el velo en Purgatorio XXIX

En la traducción de Mandelbaum

And through the incandescent air there ran
sweet melody; at which, just indignation
made me rebuke the arrogance of Eve
because, where earth and heaven were obedient,
a solitary woman, just created,
found any veil at all beyond endurance;
if she had been devout beneath her veil,
I should have savored those ineffable delights
before, and for a longer time.


Pur. 29, 22-30

Y por el aire incandescente corría
Una dulce melodía; ante la cual, justa indignación
Me hizo reprender la arrogancia de Eva

Porque, mientras que el cielo y la tierra eran obedientes,
Una sola mujer, recién creada,
No supo soportar velo alguno (mandato, prohibición, límite…)

Si ella hubiese sido obediente bajo su velo
Yo hubiese saboreado de estos bienes
Inefables antes, y por más largo tiempo.


La metáfora del velo como obediencia nos remite al velo nupcial, al velo de la castidad.
No respetarlo tiene connotaciones de infidelidad.
En italiano dice “si hubiera sido devota...”
La transgresión de Eva es la falta de fidelidad para con su creador, Dios.
Le sacó la vuelta a Dios…


Dante, que está saboreando los deleites del jardín del Edén, dice que él hubiera podido saborearlos antes de no haber el ser humano perdido ese derecho al Eva haber sido infiel.


La idea del velo de Eva no es gratuita. En el canto siguiente (XXX) Beatriz aparece cubierta por un velo blanco y coronada de olivo (sovra candido vel cinta d’uliva).
Eva es entonces una visión contraria a lo que Beatriz va a representa: la fidelidad, la pureza, la castidad.

jueves, 21 de agosto de 2008

Hinostroza y Purgatorio 27


En el canto 27 del Purgatorio, Dante, recostado en una de las gradas de la escalera que conduce al jardín del Edén, sueña con Raquel y Lía.


Lía está recogiendo flores para hacerse una girnalda...


En la lectura de anoche, Willy Oropeza nos llamó la atención a un poema de Rodolfo Hinostroza que, de manera moderna y muy tercermundista, elabora el mismo tema del sueño con una hermosa mujer que se adorna con guirnaldas...


Incluyo el poema.

miércoles, 23 de julio de 2008

Respuesta a Víctor sobre Forese Donati (Pur. 23)

Víctor:

Me quedó tu pregunta dando vueltas en la cabeza.

¿Por qué Dante introduce un personaje puramente autobiográfico en una obra destinada a un público amplio y con pretensiones de trascender en el tiempo?

Se me ocurren dos respuestas:

1- Porque en esa época las formas literarias no habían tomado cuerpo: todo valía.Y así Dante introduce en su Comedia reflexiones sobre todo lo que conformaba su propio mundo. Va dando testimonio de su mundo, de su lengua, de sus preocupaciones, de sus certezas y de sus temores. La Comedia es un gran retablo donde todo entra, lo personal y lo público, lo universal y lo privado.


Forese desapareció de la historia pero la poesía de Dante permanece.

2- La Comedia es la historia de la SALVACION del alma de de Dante. Es un testimonio personal de cómo Dante mismo, él mismo, encontró la salvación. De eso trata el relato. Y cualquier cosa que aporte información a ese relato esencial es apropiada.

Saludos

RC

domingo, 20 de julio de 2008

FORESE DONATI


Purgatorio 23 es uno de los cantos más autobiográficos de toda la Comedia.

Dante se encuentra con su amigo de la infancia, el poeta glotón Forese Donati.

Para comprender plenamente el canto tenemos que conocer la serie de sonetos que se mandaron Forese y Dante, en tono de broma, insultándose cariñosamente (digo, por decir algo...).

El tono de amistad íntima, de cortesía, y de reparación por las ofensas causadas que el canto manifiesta, sólo puede entenderse en contraste con el tono grosero de los sonetos.

Ambos amigos, ahora en otras circunstancias, se averguenzan y se arrepienten de la vida disipada que llevaron juntos.

La esposa de Dante, Gemma Donati, era pariente de Forese.Corso Donati, hermano de Forese, fue uno de los principales gulefos negros responsables del destierro de Dante.Piccarda Donati, hermana de Forese y de Corso, figura como una de las santas en el Paraíso.

El personaje de Forese Donati es uno muy cercano al Dante real.

En el siguiente canto Forese introduce a Dante a un poeta más importante: Bonagiunta da Lucca, con quien Dante tendrá una seria conversación sobre los estilos literarios de la época. Una especie de manifiesto estilístico de parte de Dante, por qué escribe como lo hace.

martes, 24 de junio de 2008

Lavagna




Intra Siestri e Chiaveri s' adima
una fiumana bella, e del suo nome
lo titol del mio sangue fa su cima.

(Purgatorio XIX, 100-102)

El nombre del riachuelo que corre entre Sestri Levante y Chiavari en la Liguria es LAVAGNA.

En la foto se ve el río Lavagna abriéndose al mar entre Chiavari, al fondo a la derecha, y la actual Lavagna, en el centro de la foto. El brillo de luz sobre el mar es la desembocadura del río. El cabo al fondo de la bahía es Portofino.


Mi bisabuelo Angelo nació en Lavagna, y mi abuelo Pablo en Chiavari.


Menos mal que Dante trata bien al representante de esta región en la Comedia, Ottobuono dei Fieschi, conde de Lavagna.


"Drizza le gambe, levati su, frate!"

En la tercera bolsa del círculo octavo del Infierno, Dante encuentra al Papa simoníaco Nicolás III metido de cabeza en un hoyo y agitando las piernas, con las plantas de los pies ardiendo como velas. Puesto que la cabeza de Nicolás III está bajo tierra, Dante se arrodilla y se inclina para hablar con él:

Io stava come l' frate che confessa
lo perfido assassin...

(Inf. XIX, 49)

Yo estaba como el fraile que confiesa
al pérfido asesino...

"Los parricidas eran enterrados vivos, cabeza abajo, y algunos, ya en el hoyo,... llamaban al confesor, retardando así el instante de la muerte." (Obras completas de Dante Alighieri, BAC, Madrid 2002, p.110)

Y luego Dante insulta a Nicolás III con verdadera furia, no sin antes advertir que su furia sería mayor si no la frenara el respeto por el alto cargo que Nicolás tuvo:

E se non fosse ch' ancor lo mi vieta
la reverenza de le somme chiavi
che tu tenesti ne la vita lieta,
io userei parole ancor pui gravi.

(Inf. XIX, 100-103)

Y si no fuera porque me lo impide
la reverencia hacia las altas llaves
que tú tuviste en la vida feliz,
yo usaría palabras aún más duras.

En Purgatorio XIX, ascendiendo por la cornisa de los avaros, Dante encuentra a otro Papa, Adriano V, echado bocabajo sin poder moverse, con la cara en la tierra.

Igual que Nicolás III en el infierno, Adriano también está volteado hacia la tierra pero no llega a sumergirse dentro de ella como el reo infernal.

El sentido está claro: ambos, avaros y simoníacos son castigados siendo inclinados hacia la tierra, pero el pecador es enterrado mientras que el arrepentido debe permanecer mirándo la tierra.

Como ante Nicolás III, aquí también Dante se arrodilla para hablar con el Papa Adriano:

Io m' era inginocchiato e volea dire;
ma com' io cominciai ed el s' accorse,
solo ascoltando, del mio reverire,
"Qual cagion" disse "in giú cosí ti torse?"

(Pur. XIX, 127-130)

Yo estaba arrodillado y quería hablarle;
mas ni bien comencé y él se dio cuenta,
sólo escuchando, de mi reverencia,
"¿Por qué razón te doblas hacia abajo?" --dijo.

Dante muestra reverencia en ambos casos, pero en el infierno la reverencia es un freno a sus invectivas. En el purgatorio su reverencia es premiada por el Papa penitente, quien le da la orden de levantarse:

"Drizza le gambe, levati su, frate!"

(Pur. XIX, 133)

"¡Endereza las piernas, levántate, hermano!"

Y le recuerda a Dante que en el purgatorio todos son de la misma condición:

" ...conservo sono
teco e con li altri ad una podestate."

(Pur. XIX, 134-135)

"Siervo soy
contigo y con los demás aquí de un mismo soberano."

Hay otra coincidencia entre ambos episodos: justo antes de encontrar a Nicolás III en el infierno Dante tiene una breve visión de la prostituta Taís, bañada en mierda pestilente. Aquí, en purgatorio XIX, el encuentro con el Papa Adriano V es precedido por la visión onírica de una sirena que Dante , luego de encontrar atractiva, descubre que emite un horrible mal olor (Pur. XIX, 33).

jueves, 19 de junio de 2008

Purgatorio XVIII - Siete nombres de Virgilio


En el canto XVIII Dante se refiere a su guía, el poeta Virgilio, con SIETE epítetos distintos:

1- Alto dottore..............................................XVIII, 2
2- Padre verace............................................XVIII, 7
3- Maestro......................................................XVIII, 10
4- Dolce padre caro....................................XVIII, 13
5- Ombra gentil...........................................XVIII, 82
6- Mio duca...................................................XVIII, 112
7- Quei che m'era ad ogni uopo socorso.........XVIII, 130

Los primeros los hemos visto repetidamente, pero el 5 y el 7 son nuevos.

"Ombra gentil" es sombra gentil, o sombra noble.

"Quei che m'era ad ogni uopo socorso" significa aquel que me aydaba en todo apuro, en toda necesidad.
En la foto: un busto de Virgilio sobre su tumba en Nápoles.

lunes, 16 de junio de 2008

Purgatorio XVIII : Ombra gentil





A lo largo de la Comedia, Dante se refiere a Virgilio con diversos epítetos:
Guía, maestro, padre, doctor...

En Purgatorio XVIII, 82 encontramos que se refiere por primera vez a Virgilio como ombra gentil (sombra gentil).

Virgilio es "sombra" en tanto que está muerto; es su alma la que acompaña a Dante, vivo, por los reinos del más allá.

Gentil es más difícil de entender, porque no sólo tiene la connotación moderna de amabilidad o cortesía. Para Dante, y especialmente para los poetas italianos de la generación de Dante, la palabra gentil tenía un significado especial.

"La gentileza es nobleza de espíritu (superior, pues, a la de la sangre)", dice Luis Alberto de Cuenca en la introducción a la antología de stilnovistas publicada por Visor en 1984.

Les copio una página de esta introducción donde se explica, brevemente, el significado que este término tenía para Dante y sus contemporáneos.

Valga como ejemplo una línea del famoso episodio de Paolo y Francesca, Inferno V, 100, donde Francesca de Rímini dice:

"Amor, ch' al cor gentil ratto s' apprende"

(Amor, que de un corazón gentil rápidamente se apodera)



----------------------------------------






sábado, 14 de junio de 2008

Más sobre el amor que mueve el sol y las estrellas


Esta es una foto del cielo de Crakovia

En la imagen anterior, la del texto de El Comercio, está --en muy breve-- la teoría medieval del amor que Virgilio le explica a Dante en Pur. XVII y XVIII.

El amor, como Dante lo entiende en la Comedia, es como un magnetismo que nos orienta. Cuando nos "desorientamos" caemos en pecado...

Esta sofisticada teoría del amor como móvil tanto del Bien como del Mal no es caprichosa. Para los católicos medievales era vital oponerse a herejías maniqueas que concebían el mundo como un lugar de lucha entre el Bien y el Mal (Dios y el diablo, espíritu y materia...).

Si el pecado es motivado por la misma fuerza que nos lleva hacia la divinidad, el Mal desaparece, la acción del diablo desaparece, y los maniqueos están equivocados...y podemos quemarlos en la hoguera...y confiscar sus propiedades y apoderarnos de sus riquezas !!!

Argumento falaz pero políticamente efectivo...

Esta idea del Mal inexistente me hace pensar en la descripción de Satanás en el último círculo del infierno: patas arriba, congelado, inmóvil, restringido al ámbito más pequeño del infierno. Incapaz de actuar sobre nosotros, Satanás es el opuesto absoluto del Dios de Dante, que irradia luz y mueve el sol y las estrellas.

teoría del amor (click en la imagen para agrandar)


Las notas a la edición de Ángel Chiclana, publicada por el diario El Comercio en el año 2000, explican con bastante claridad los conceptos que se discuten en el canto XVII del Purgatorio.

Recomiendo una lectura y una relectura.

miércoles, 11 de junio de 2008

e-mail sobre Dante y la primera persona (yo)


El canto 18 del Purgatorio también es fuerte.
Hay poca acción, pero continúa la discusión sobre la naturaleza del amor, que es fundamental para entender toda la Comedia.

Este continuar de los temas entre canto y canto en el Purgatorio es otra de las diferencias estilísticas con el Infierno, donde, casi siempre, un canto trata un tema y en el siguiente se trata otro nuevo, con un nuevo personaje como ejemplo. El Infierno es como un museo donde Dante va observando cuadro tras cuadro. En el Purgatorio la misma conciencia de Dante va sufriendo transformaciones, y esto se refleja en un estilo más libre. El Infierno muestra a los condenados; el Purgatorio también es un paseo por varios ambientes pero Dante va haciéndose parte de lo que ve.

Aquí recién se entiende por qué Dante es el personaje principal de su propia obra de ficción. No podía ser de otra manera. La Comedia es --entre otras muchas cosas-- el testimonio de la salvación del alma de Dante Alighieri.

martes, 10 de junio de 2008

e-mail a Karim: el río Arno es una serpiente (Pur. XIV)




Ya que te interesan las tres fieras del bosque oscuro, recordé otra instancia de comparación entre animales y pecados.

En Purgatorio XIV, 24-54 Dante maldice al río Arno, el río de su ciudad natal, Florencia.

Compara el cauce con una serpiente (biscia), y representa las ciudades del cauce del río como animales: desde lo alto del Casentino (cerdos, jabalíes), pasando por Arezzo (perros rabiosos), Florencia (lobos), y finalmente, en la desembocadura del río, entre pantanos Pisa (zorros).

¡¡¡Por eso se hunde la torre de Pisa, porque el terreno debajo es fofo!!!.

Está clara también aquí la comparación gradual entre los animales y los pecados. En Pisa Dante dice que...

trova le volpi sí piene di froda (Pur XIV, 53)

(encuentra zorros repletos de fraude)

Fraude es la característica de la más grave de las tres formas de pecados castigados en el infierno: incontinencia, violencia y fraude. Aquí Dante tiene que meter cuatro ciudades en un formato de tres casilleros y, para eso, extiende la jaula del fraude para que contenga lobos y zorros.

Un zoológico, la humanidad !!!
(en las fotos: 1- el curso del Arno, 2- El Ponte Vecchio en Florencia, sobre el Arno).

e-mail a Karim sobre el mal en la Comedia


Dentro de la Comedia el tema del mal se discute en:

CANTO 11 del Infierno.
CANTOS 16, 17 y 18 del Purgatorio (los que estamos leyendo).

Según lo que he leído, Dante utiliza para la clasificación de los pecados en el Infierno una fórmula de Aristóteles.

Y en el Purgatorio se basa enteramente en Santo Tomás: no existe el Mal en sí, los pecados son una desvíación del "amor". Dante sigue en esto la doctrina de su época: los franciscanos especialmente insistían en que todo lo creado, meterial y espiritual, es obra de Dios, ese era su "caballito de batalla" en la competencia por ganar adeptos para el catolicismo -- hermano lobo, hermano sol, hermana luna.

Sobre las tres fieras del Canto 1 hay docenas de explicaciones, pero la que a mí más me satisface es la que las iguala a las tres grandes divisiones del Infierno: Incontinencia (o concupiscencia), violencia, y fraude (malicia, engaño, traición).

Entre los pecados de violencia el que más nos sorprende a los habitantes del siglo XXI es el que se castiga en los cantos 14, 15, 16 del Infierno: violencia "contra natura". Al final del Canto 11 Virgilio le explica brevemente a Dante en qué consiste, pero para cuando entramos a la lectura del 15 ya nos hemos olvidado de la explicación de Virgilio y acabamos riéndonos de los pobres sodomitas (gays), pensando que el pecado consiste únicamente en ser gay. La explicación es la siguiente: Dios creó el mundo natural y al hombre y les dio la orden de crecer y multiplicarse. El hombre debe seguir este mandato natural, tal como lo hacen los animales y las plantas. Pero cuando el hombre crea debe hacerlo en la misma dirección que Dios: el pan, creado por el trabajo recto del hombre, es "fruto de la tierra y del trabajo del hombre"; el vino, por más alcohol que contenga, igual es bendito, "fruto de la vid y del trabajo del hombre". La naturaleza y el hombre son hijos de Dios, el pan y el vino serían nietos, y así...esa es la dirección a favor de la naturaleza. "Contra natura" es toda acción opuesta a esta dirección; la usura, por ejemplo, la ganancia de intereses sobre el dinero, una especie de parasitismo de la actividad económica primaria, está en el infierno castigada por ser "contra natura". Y por supuesto, la actividad sexual no dirigida principalmente a la procreación va de cajón en esta categoría, ya sea de hombres con hombres o de cualquier otra combinación (tener sexo con condón ya es "contra natura"...).

No sé si existe alguna o algunas obras específicamente sobre el tema del mal en la Comedia. Para Dante lo importante no es el mal sino el pecado, la "desviación" del camino recto hacia la salvación del alma; el problema del libre albedrío, de la razón como directora de nuestra conducta. Por eso la Comedia empieza con el personaje EXTRAVIADO en el bosque de la vida; ha "errado" el camino hacia la salvación. Él ha errado...¿quién puede sacarlo de ahí? La razón (Virgilio) iluminada por la gracia (Beatriz). Aquí también, como en la discusión sobre "contra natura", el problema es de "dirección", de "orientación", de andar en la dirección correcta, con el Norte correcto (Dios).

El MAL no existe. Esta cuestión de la NO EXISTENCIA del mal no es un mero capricho dantiano: la iglesia católica se había pasado casi mil años combatiendo contra herejías maniqueas que dividían el mundo entre dos naturalezas, la material del Mal y la espiritual del Bien. La que más golpeó al catolicismo, en la época previa a Dante, fue la herejía albigense (los famosos Cátaros, tan satanizados). La inquisición se creo para luchar doctrinariamente contra los albigenses. Y los franciscanos eran unos auténticos imitadores de los predicadores mendicantes cátaros (que eran pobres y vestían sotanas negras), pero con la clara diferencia de que los franciscanos INSISTÍAN en el origen divino del mundo material (hermano lobo, hermano sol...) y vestían sotanas marrones --un detalle de marketing. El asunto de la inexistencia de un principio maligno estaba en el centro de la discusión teológica de entonces.

Libros sobre esto: todas las notas al pie de cuanta edición de la Comedia te puedas conseguir. Una MUY buena, en cuanto a notas y comentarios, es la edición que sacó El Comercio, la que yo uso para leer en prosa los textos antes de leer el verso en italiano.
(La ilustración de Dante con las tres fieras es de una edición de Aldo Manuncio, el famoso editor veneciano, de alrededor del 1500.)

lunes, 2 de junio de 2008

Purgatorio XVI, el deleite de la lectura

Acabo de terminar de leer (estudiar, analizar, anotar) el canto XVI del Purgatorio, que leemos el martes.
El mayor placer que saco de la lectura no es un placer académico en el sentido de buscar y rebuscar quién era tal o cual personaje, o si Dante acude a San Agustín o a Tomás de Aquino para sustentar tal o cual frase. Donde me entretengo más es en los detalles linguísticos, tratando de entender los significados que tal o cual palabra pudieron tener para Dante.
Por ejemplo: Pur. XVI, 103 dice literalmete "ben puoi veder che la mala condotta/ é la ragion che l' mondo ha fatto reo" (bien puedes ver que la mala conducta/ es la razón que el mundo se ha hecho depravado, digamos) . Todos, en castellano y en inglés, traducen mala condotta como mala conducta, lo cual está bien, porque Dante ha venido hablando del libre albedrío. Pero Dante también viene hablando del Papa, que ha corrompido su labor de pastor de almas y ahora se dedica a amasar riqueza. En este sentido condotta viene de conducir, y Dante implica también mala conducción, mal liderazgo (recuerda que Duce era el fuhrer, el director, the conductor, el líder).
Otra: en este canto habla un personaje, Marco, que se introduce a sí mismo como:
"Lombardo fui, e fu' chiamato Marco"
Las notas de todas las ediciones que tengo dicen que nada se sabe de este Marco. Yo me pregunto: ¿No habrá querido Dante decir Juan Pérez?¿Sería Marco el nombre más común en la Lombardía de entonces?¿Sería el nombre que le ponían a los huérfanos, a los bastardos? Esto enriquecería la lectura de una manera mucho mayor, sicológicamente, que si Marco fuese un personaje histórico.
En fin...Estos son mis deleites.
(e-mail a Kela Valdivia, 01-06-08)

miércoles, 28 de mayo de 2008

GIOTTO, ENVIDIA E IRA









En el segundo círculo del Purgatorio se purga la envidia (cantos XIII y XIV).



En el tercer cicuito, la ira (cantos XVI y XVII).



Es interesante ver como Giotto, contemporáneo de Dante, representa estos dos "errores" de la voluntad.






Esteban junior



La imagen es del Giotto, contemporáneo de Dante.
Ahí se ve a San Esteban como un hombre joven (portrait of Stephen Dedalus as a young man).

Anoche, en la lectura de Pur. XV surgió la discusión sobre la representación de San Esteban como un hombre joven. Hechos de los Apóstoles parece describir a Esteban como un hombre mayor.

Pero Dante escribe:

Poi vidi genti accese in foco d' ira
con pietre un giovinetto ancider, forte
gridando a sé pur "Martira, martira!"
(Pur. XV, 106-108)

Luego vi gente ardiendo en fuego de ira,
a pedradas matando a un jovencito,
gritando: «Martiriza, martiriza»,

La pregunta que surge es la siguiente:
¿La representación de San Esteban como un joven se genera a partir de esta cita de Dante o era ya lugar común en el siglo XIII, y tanto Dante como Giotto la toman del imaginario medieval?







sine nomine


Acabo de leer un comentario al canto XV del purgatorio donde se dice que los dantólogos acostumbran ponerle nombre a los cantos para identificarlos (el canto de Ulises, por ejemplo, es Inf. XXVI), pero que, debido a lo ecléctico del canto XV del purgatorio, no han llegado a un acuerdo sobre cómo llamarlo.

El poeta genovés Edoardo Sanguineti --dice el comentario-- propuso llamarlo el canto "innombrable".

¿Estamos de acuerdo?

martes, 27 de mayo de 2008

vespero lá, e qui mezza notte era


En Purgatorio XV Dante vuelve a pedirnos imaginar el planisferio medieval.


Como es mi costumbre, mientras tomaba desayuno, hice un boceto en una servilleta.


Ahí se ve claramente la división del planeta en dos hemisférios: uno de tierra y uno de agua.


El centro del hemisferio de tierra es Jerusalem, el del agua la montaña del purgatorio.


Italia está a medio camino entre Jerusalem y el ecuador; de esa manera es medianoche en Italia, las tres de la mañana en Jerusalem, y las tres de la tarde en la montaña del purgatorio.


Cuando Dante escribe, de memoria, su relato, él está en Italia; por eso dice "aquí era media noche..."


Luego dice que al dirigirse al oriente el sol le dio justo en la cara. Para imagirar eso hay que tomar en cuenta que el sol, en abril, está inclinado hacia el norte, donde lo he puesto en rojo.


Para mayor información consultar con Tolomeo!

martes, 20 de mayo de 2008

Purgatorio XIV - la envidia nos vence


En los versos finales de Purgatorio XIV Virgilio advierte a los lectores sobre los peligros de la envidia. Habla del anzuelo y el cebo de la tentación, y de cómo los hombres escogen mirar el suelo teniendo la belleza del firmamento sobre sus ojos.

Già era l'aura d'ogne parte queta;
ed el mi disse: «Quel fu 'l duro
camo
che dovria l'uom tener dentro a sua meta.

Ma voi
prendete l'esca, sì che l'amo
de l'antico avversaro a sé vi tira;
e però poco val freno o richiamo.

Chiamavi 'l cielo e 'ntorno vi si gira,
mostrandovi le sue bellezze etterne,
e l'occhio vostro pur a terra mira (Pur. XIV, 142-150)

Ya estaba el aire quieto en toda parte;
y él (Virgilio) me dijo: "Aquella es la dura porción
que debería el hombre guardar dentro de sus límites.

Pero ustedes van a la carnada, de tal forma que el anzuelo
del antiguo adversario (Satán, el tentador) los jala;
por lo que poco sirven advertencias o frenos.

Los llama el cielo y gira entorno a ustedes,
mostrándoles sus eternas bellezas,
pero vuestros ojos miran a la tierra.

jueves, 1 de mayo de 2008

Marai sobre la vanidad del artista



En su novela "La hermana" el novelista húngaro Sandor marai crea un personaje maravilloso: el concertista de piano Z.

El drama de Z. es haber contraído, en la cumbre de su carrera, una enfermedad neurológica que le resta movilidad en los dedos.

Z. medita largamente sobre su desgracia. Intuye que ésta se debe a su vanidad como artista. Siente que la enfermedad es un castigo por haber vivido de una manera egoísta su talento, su arte, y su pasión.

Este es precisamente el tema del canto X del Purgatorio --la soberbia de los artistas, que no se reconocen como un mero instrumento de Dios en un proceso continuo de creación.

Más adelante en la novela, un médico le dice al pianista que los verdaderos médicos no curan, sólo tratan enfermedades, quien cura es Dios.

Ambos, médicos y artistas, en esta concepción, serían sólo medios (medium) de la potencia vivificadora de Dios en el cosmos.

Este es también el tema del canto XI del Infierno, donde Virgilio le explica a Dante, antes de bajar al círculo de los violentos, la esencia del pecado contra natura --actuar en la dirección opuesta al flujo de la energía divina en la naturaleza.

Los invito aleer una página de LA HERMANA de Marai.



miércoles, 30 de abril de 2008

Con el doctor Chiappo


El pasado domingo 27 Lucho y yo visitamos al dr Leopoldo Chiappo en su departamento de Miraflores. El doctor nos estuvo mostrando en su computadora anotaciones de muchos años sobre la Comedia de Dante.


Justo al centro de la foto está WAGNER...¿casualidad?¿intuición de Lucho al tomar la foto?¿alegoría dantesca?...


miércoles, 23 de abril de 2008

Respuesta a Lucho




El canto XII es casi todo alucinado.
La repetición de los trece tercetos, con ejemplos de soberbia castigada, al inicio del canto, produce una sensación de trance, como de alguien que camina medio dormido.

El prepurgatorio era muy parecido al infierno, desde el punto de vista de Dante personaje: Dante era un ser humano presenciando cosas ultra-humanas, pero a él no le pasaba nada, su conciencia humana permanecía intacta, su percepción de lo externo inalterada.

Uan vez pasada la puerta del ángel de las llaves Dante entra en un mundo medio onírico, donde el roce del ala de un ángel escribe siete Ps en su frente y luego las va borrando. Conforme Dante va subiendo por el purgatorio, su conciencia --su manera de percibir la realidad exterior-- va haciéndose más borrosa.


Este tono onírico llega a su máximo en Purgatorio XXX con la procesión alegórica.


La ilustración es de William Blake: Dante y Virgilio ante el ángel de las llaves (Pur. IX)


RC

Biblia pauperum



The Biblia pauperum ("Paupers' Bible") was a tradition of picture Bibles beginning in the later Middle Ages. They sought to portray the historical books of the Bible visually. Unlike a simple "illustrated Bible", where the pictures are subordinated to the text, these Bibles placed the illustration in the centre, with only a brief text or sometimes no text at all. Words spoken by the figures in the miniatures could be written on scrolls coming out of their mouths. To this extent one might see parallels with modern cartoon strips. (Wikipedia).
--------------------------------------------------------
En Purgatorio 10, 11 y 12 encontramos a Dante y Virgilio contemplando, en las paredes y piso de la primera cornisa, obras de arte talladas en relieve sobre mármol blanco. Conforme Dante avanza, va siguiendo con la vista una historia o varios ejemplos de virtud o pecado --humildad y soberbia en este caso-- representados en el mármol.
La similitud con estas "Biblia pauperum" o Biblia de los pobres (analfabetos) es notable.
Debemos recoradar que Dante escribe la Comedia en lengua vulgar (italiano) con la intención de que fuera leída o escuchada por la mayoría iletrada, evitando escribir en latín, que era el lenguaje de la literatura culta escrita en la edad media.
En cierta forma, entonces, la Divina Comedia es también una Biblia pauperum, literatura para las masas.
Desde este punto de vista estaría permitido, por Dante mismo, hacer ilustraciones de la Comedia --como la famosa serie de Gustav Doré--; y resultaría desautorizada la opinión de los puristas, quienes sostienen que graficar la Comedia es caricaturizarla.

e-mail con ariel segal

En cambio yo tuve el más bajo rating de todas las lecturas: tres gatos (Vivi, Willy y Alejandro) y yo.
Qué pena porque el canto es maravilloso.
Son tres cantos que van juntos --el 10, 11 y 12 del purgatorio-- donde Dante trata cuestiones estéticas: qué debe ser y qué no debe ser la obra de arte, especialmente el arte pictórico, que él entiende como narrativa en imágenes.
En el canto 12 Dante y Virgilio caminan sobre pequeñas lápidas talladas con imágenes, como si en las veredas actuales cada cuadrado de cemento tuviera una imágen y uno pudiera caminar mirando en el piso la secuencia de una historia.
Es una especie de cinematografía al revés, donde lo que se mueve es el espectador.

RC

ariel segal escribió:

recien llego del pucp..buen grupo, 20 personas..y si, que fastidio ese asunto con el lorry ese, cada vez que viene a peru una nueva manipulacion..no le entra en la cabeza algo muy sencillo: o paga o me saca del documental..cree que voy a ceder.Bueno, a ver si logramos hablar aunque sea por telefono manana por un ratoabrazos, ariel

domingo, 20 de abril de 2008

¿Por qué es tan popular el infierno?


"If you want to study the social and political history of modern nations, study hell." -- Thomas Merton


Thomas Merton fue un monje franciscano norteamericano que dedicó su vida al estudio de las religiones orientales. Su obra principal fue "La montaña de los siete círculos", de 1948.

miércoles, 16 de abril de 2008

Purgatorio XI castigo vs. penitencia


"The Seven Deadly Sins temporarily atoned for in Purgatory are different in kind from the mortal sins eternally punished in Hell: they are not individual, unrepented offenses but, rather, sinful dispositions, habits of the soul, torsions of the will that call for reeducation --vices more than sins. Moreover, unlike the retributive contrapasso of Hell, the penances of Purgatory are corrective. On this first terrace what is corrected is not legitimate pride... but an unjustified excess of such a pride."

Anthony Oldcorn, Canto XI "Gone with the Wind", en LECTURA DANTIS: PURGATORIO, edited by Allen Mandelbaum, Anthony Oldcorn and Charles Ross, 2008.
Joseph Gallagher opina que tanto las penas del infierno como las del purgatorio de Dante representan castigos. La diferencia entre ambas sería que en el infierno se castiga el FRUTO del pecado (el acto), mientras que en el purgatorio se castiga la RAÍZ del pecado (la intención).

cornisa de los soberbios


martes, 15 de abril de 2008

e muta nome perché muta lato


Non è il mondan romore altro ch'un fiato
di vento, ch'or vien quinci e or vien quindi,
e muta nome perché muta lato.


No es el rumor del mundo más que un soplo
de viento, que ahora viene de aquí, luego de allá,
y cambia nombre porque cambia lado.

Pur. XI , 100-102

Giotto, Dante y Brunetto Latino


En la Cappella degli Scrovegni Giotto pintó un retrato de Dante.
Y detrás de él, al hombro derecho, su maestro Brunetto Latino.

lunes, 14 de abril de 2008

PURGATORIO XI Giotto y Cimabue


Mañana martes 15 leemos Purgatorio XI.


Les adjunto un bonito dibujo del purgatorio de Dante, que encontré en un site en portugués !!!


Se nota claramente --con el número 5-- la cornisa de los soberbios, tapizada de relieves en mármol.


En el canto X Dante y Virgilio contemplaron tres de estos relieves que representaban tres escenas de humildad, y finalmente vieron aparecer a los penitentes doblados bajo el peso de piedras enormes.


Ahora, en el canto XI, Dante conversará con tres de estos sufrientes: un soberbio por "apellido", un soberbio por "talento", y un soberbio por "cargo público".


El soberbio por talento es el pintor Oderisi da Gobbio, cuyo discurso ocupa la mayor parte del canto. Aquí se menciona al Giotto y a Cimabue, pintores contemporáneos de Dante, y se discute sobre la futilidad de fama cuando ésta no va acompañada de la humildad y el reconocimiento de que todo talento proviene de Dios, que es la causa primera.


Recordemos, como bien dice Lucho siabala, que Juan Sebastián Bach escribía siempre en sus obras "Ad Gloriam Dei". Por si acaso...

domingo, 6 de abril de 2008

Purgatorio X - ¿por qué los pintores?




En la lectura pasada yo anuncié al grupo que en los cantos X y XI veríamos a muchos artistas plásticos --pintores y escultores-- purgando pecado de orgullo o soberbia.

Me preguntaron cuál era la razón de que los pintores fuesen escogidos como ejemplos de soberbia. Y no supe responder.

La razón está escondida en un terceto del canto X, el que va entre los versos 31 y 33.
(Ojo que por segunda vez el verso 33 nos da la clave del canto).

Dante y Virgilio han llegado a la primera cornisa purgatorial y encuentran las paredes verticales de la cornisa, de mármol blanco, integramente talladas en relieve con imágenes bíblicas y clásicas alusivas al tema de la humildad.



"...esser di marmo candido e adorno
d'intagli sí, che non pur Policleto,
ma la natura lí avrebbe scorno"
(Pur. X, 31-33)

"...eran de mármol blanco y adornadas
con relieves tales (tan bellos, tan perfectos), que Policleto
y aún la naturaleza hubieran sentido envidia."

Los relieves --tan bellos, tan perfectos-- han sido tallados por Dios mismo, que es el artífice de estos tres mundos.

Recordemos que en la Italia del 1300 Cimabue y Giotto habían empezado a desafiar a la antigua escuela de pintura, cuyo estilo era griego medieval y consistía básicamente en representar íconos de manera simbólica pero poco realista.

Cimabue y Giotto inician la tradición italiana de pintar tratando de imitar la realidad.
Esta es la soberbia que Dante quiere hacer notar en los castigos a los pintores en purgatorio X. Los pintores nuevos aspiraban a tal perfección en sus reproducciones que pretendían crear imágenes más bellas que las clásicas (Policleto) y más bellas aún que las de la misma naturaleza (obra de Dios).

Sólo Dios puede hacer eso: "...non pur Policleto/ ma la natura lí avrebbe scorno."

Y por ese pecado de soberbia van a pagar sus culpas, cual Titanes mitológicos, llevando sobre sus espaldas pesos enormes (como Atlas). La soberbia de los Titanes, que osaron ser como los dioses, es comparada a la soberbia de los pintores del 1300 que se sienten capaces de copiar con perfección la obra de Dios.

¿Qué hubiera escrito Dante sobre la cámara fotográfica?


La imagen de encima corresponde a un palacio en Bologna: muestra dos Telamones o Atlantes, esculturas de hombres musculosos soportando pesos enormes.

La siguiente imágen es un grabado de Doré, que ilustra el canto X del Purgatorio.



jueves, 3 de abril de 2008

Purgatorio X: "...e peró con piú arte"


Dante ha traspuesto el umbral del purgatorio.
En la primera cornisa purgan sus culpas los orgullosos, que están obligados a ascender la montaña cargando pesadas piedras sobre sus hombros.

A diferencia de los castigados en el infierno, estos tienen una esperanza: llegado su tiempo terminará su martirio.

Non vo' peró, lettor, che tu ti smaghi
di buon proponimento per udire
come Dio vuol che'l debito si paghi.
Non attender la forma del martire,
pensa la succession; pensa ch'al peggio,
oltre la gran sentenza non puó ire. (Pur. X,106-111)

Mas no quiero, lector, desanimarte

de tus buenos propósitos si escuchas
cómo desea Dios cobrar las deudas.
No te fijes en la forma del martirio:
piensa en lo que vendrá, y que en el peor caso
más allá de la gran sentencia (el juicio final) no durará.

Y más adelante tenemos una de las más hermosas reflexiones poéticas en toda la Comedia:

O superbi cristian, miseri lassi,
che, della vista della mente infermi,
fidanza avete ne' retrosi passi,
non v' accorgete voi che noi siam vermi
nati a formar l'angelica farfalla,
che vola alla giustizia sanza schermi? (Pur. X, 121-126
)

Oh soberbios cristianos, infelices,
que enfermos de la vista de la mente
la fe poneis en pasos que atrás vuelven.
¿No comprendeis que somos los gusanos
de quien saldrá la mariposa angélica
que a la justicia vuela sin impedimentos?

Conforme avanzamos sobre la montaña va haciéndose más claro el motivo del purgatorio: es un mundo de redención, de transformación, de trascendencia.
El la ilustración: Los siete pecados capitales, de Hieronymus Bosch (1450-1516).

domingo, 30 de marzo de 2008

miércoles, 26 de marzo de 2008

Jacques Le Goff: La lógica del ascenso


Refiriéndose precisamente al purgatorio de Dante, el medievalista francés Jacques Le Goff, en la página 457 de "La naissance du Purgatoire", 1981, escribe:

"Toute la logique de ce purgatoire mounteux est dans le progres qui s'accomplit en montant: l'ame á chaque pas progresse, devient plus pure. C'est une ascension au double sense physique et spirituel".

Toda la lógica de este purgatorio montañoso consiste en el progreso que se logra en el ascenso: el alma, a cada paso, progresa y se hace más pura. Es un ascenso en el doble sentido físico y espiritual.

Le Goff habla de San Agustín como "Le vrai pére du purgatoire", el verdadero padre del purgatorio. A Agustín le debemos la idea de purificación por fuego; y la no menos importante creencia de que las plegarias de los vivos ayudan a las almas en su viaje al más allá.

El purgatorio como lugar de la purgación, como ámbito espacio-temporal entre el infierno y el cielo, no se definió sino hasta el siglo XIII, según escribe Le Goff.


Lectura Dantis


Martes 18 de marzo del 2008.

Leyendo los cantos VI y VII del Purgatorio.

lunes, 24 de marzo de 2008

La música y el olvido de la mente


En Purgatorio 2, a poco de llegar los dos peregrinos a la orilla del monte del Purgatorio, presenciamos una escena musical. El músico Casella, amigo de Dante, entona una canción: Amor che nela mente mi ragiona...

cominció elli allor sí dolcemente,
che la dolcezza ancor dentro mi sona.

Lo mio maestro e io e quella gente
ch'eran con lui parevan sí contenti,
come a nessun tocasse altro la mente. (Pur. 2, 113-117)

(Comenzó él a cantar tan dulcemente
que la dulzura todavía suena dentro de mí.

Mi maestro y yo y aquella gente
que llegó con Casella parecíamos tan contentos
como quien nada más tiene en la mente)

Igual que en el relato clásico de Orfeo, los oyentes son "transportados" fuera de sus sentidos, quedando solamente atentos a la música. A esto se le llamaba el "olvido" de los sentidos.

En el canto octavo del Purgatorio Dante vuelve a sentir este "olvido" de los sentidos cuando una de las almas se levanta, eleva ambas manos, y devotamente canta el himno del anochecer "Te lucis ante terminum..."

Te lucis ante
sí devotamente
le uscío di bocca e con si dolci note,
che fece me a me uscir di mente; (Pur. VIII, 13-15)

(El "Te lucis ante" tan devotamente
salió de su boca, y con notas tan dulces,
que me hizo salir de mi mente )

Más de doscientos años después de Dante nuestro Fray Luis de León iba a escribir sobre este mismo tema --su Oda tercera dedicada a Francisco Salinas, el organista ciego de la catedral de Salamanca, de la cual copio las estrofas finales:

Aquí la alma navega
por un mar de dulzura, y finalmente
en él ansí se anega
que ningún accidente
estraño y peregrino oye o siente.

¡Oh, desmayo dichoso!
¡Oh, muerte que das vida! ¡Oh, dulce olvido!
¡Durase en tu reposo,
sin ser restituido
jamás a aqueste bajo y vil sentido!

A este bien os llamo,
gloria del apolíneo sacro coro,
amigos a quien amo
sobre todo tesoro;
que todo lo visible es triste lloro.

¡Oh, suene de contino,
Salinas, vuestro son en mis oídos,
por quien al bien divino
despiertan los sentidos
quedando a lo demás amortecidos!



jueves, 20 de marzo de 2008

vestita di color di fiamma viva




En Purgatorio VII, en respuesta a una pregunta del trovador Sordello, Virgilio responde que él viene del limbo, y describe el lugar y sus ocupantes:

Quivi sto io coi pargoli innocenti
dai denti morsi della morte avante
che fosser dall'umana colpa essenti;

quivi sto io con quei che le tre sante
virtú non si vestiro, e sanza vizio
conobber l'altre e seguir tutte quante. (Pur. VII, 31-35)

(Ahí estoy con los niños inocentes
mordidos por los dientes de la muerte antes
que fuesen exentos de la culpa humana;
Ahí estoy con aquellos que las tres santas
virtudes no vistieron, y sin vicio
conocieron y siguieron las otras cuatro)

Las cuatro virtudes que conocieron los antiguos, antes de la llegada de la fe cristiana, fueron las llamadas virtudes cardinales o morales: justicia, prudencia, fortaleza y templanza.

Lo que me llama la atención es que Dante se refiere a las tres virtudes teologales --fé, esperanza y caridad-- como VESTIDOS. Los habitantes del limbo --dice Virgilio-- no VISTEN las tres virtudes cristianas.

En Purgatorio XXX, la primera visión que Dante tendrá de Beatriz, viéndola aparecer entre una nube de flores, será precisamente vestida con estas virtudes, representadas por tres colores: blanco, verde y rojo.

sovra candido vel cinta d'uliva
donna m'apparve, sotto verde manto
vestita di color di fiamma viva. (Pur. XXX, 31-33)

(sobre blanco velo ceñida de olivo
se me apereció una mujer, bajo verde manto
vestida de color de llama viva).

Este episodio fue pintado, a fines del s. XIX, por Dante Gabriel Rossetti con el título de "El saludo de Beatriz".

martes, 18 de marzo de 2008

Los dos abrazos de Sordello




Entre los muertos violentamente, Dante y Virgilio encuentran a un personaje bastante arrogante... Es el poeta provenzal Sordello. Cuando éste se entera de que uno de los dos peregrinos (Virgilio) es mantuano, como él, lo saluda abrazándolo alrededor del cuello, como a un igual.

En el Canto siguiente Sordello le pregunta a su compatriota cómo se llama y, al enterarse de que es el poeta Virgilio, se arrodilla y lo abraza de los muslos, en señal de reverencia.

Estos dos abrazos están ilustrados maravillosamente por John Flaxman, el primero, y por Doré el segundo. Se los adjunto.

sábado, 15 de marzo de 2008

Purgatorio V y el calvario


El episodio de los muertos violentamente, que Dante narra entre Pur V y Pur VI, está salpicado de referencias poéticas al calvario de Jesús.

Lo primero que hay que recordar es que Jesús mismo fue muerto violentamente.

Las almas de los presentes en este canto se introducen a Dante de ésta manera:

Noi fummo tutti gia per forza morti,
e peccatori infino all'ultima ora:
quivi lume del ciel ne fece accorti (Pur. V 52-54)

(Nosotros fuimos todos muertos por violencia,
y pecadores hasta la última hora:
ahí la luz del cielo nos hizo tomar conciencia)

Esto se conoce como arrepentimiento "in extremis".
En los evangelios la figura más representativa de esta actitud es la del ladrón bueno, que está crucificado junto a Jesús y le pide: "cuando estés en el Paraíso, acuérdate de mí".

Dante trascribe este ruego en las palabras de Pia dei Tolomei, al final del canto V:

Deh, quando tu sarai tornato al mondo,
e riposato della lunga via
..........................................
ricorditi di me che son la Pia. (Pur. V 130-133)

(Ah, cuando tú hayas regresado al mundo,
y descansado estés de la larga vía
... acuérdate de mí que soy la Pía)

Otra referencia al calvario está implícita en las heridas, que manan sangre, de dos de las almas que cuentan la historia de sus muertes: Jacopo del Cassero y Buonconte de Montefeltro.

Otra indirecta importante es la mención al nombre de la Virgen María (por primera vez en la Comedia):

Quivi perdei la vista, e la parola
nel nome di Maria fini', e quivi
caddi e rimase la mia carne sola (Pur. 100-102)

(Aquí perdí la vista, y pronunciando
el nombre de María terminé, y ahí
caí y permaneció mi carne abandonada).

La presencia de la Virgen María al pie de la cruz formaba parte de la iconografía tradicional de la crucifixión. El "Stabat Mater" era uno de los himnos latinos más importantes de la iglesia medieval.

Otras menciones interesantes --que vienen a sumarse a las anteriores para crear un canto poéticamente rico-- son la tormenta luego de la muerte de Buonconte de Montefeltro, que recuerda la tormenta y el terremoto luego de la muerte de Jesús; los brazos en forma de cruz, que Montefeltro sostiene sobre su pecho; y la referencia al juego de los dados (en Pur. VI 1-6): Dante menciona el "gioco della zara", el juego del azar, que se jugaba con tres dados, que nos refiere al reparto de la ropa de Jesús por parte de los soldados romanos lanzando los dados.

Y tal vez existe una velada referencia a Cristo en las palabras con que Virgilio se refiere a Dante cuando las almas de los muertos violentamente preguntan por él. En el infierno Virgilio siempre había dicho que Dante estaba vivo; ahora dice:

"che'l corpo de colui é vera carne." (Pur. V 33)

(Que el cuerpo de éste es carne verdadera)

Y acabo de darme cuenta, al transcribir este verso, que se trata del verso 33, precisamente el numero de la edad en que muere Jesús.

La idea de buscar referencias al calvario de Cristo en el canto V del Purgatorio se la debo al artículo de Diana Glenn que aparece en:
http://www.princeton.edu/~dante/ebdsa/glenn.htm

lunes, 3 de marzo de 2008

Purgatorio V


Este miércoles 5 de marzo leemos el canto V del Purgatorio.

Dante entrevista a tres personajes muertos violentamente, uno de ellos Pia dei Tolomei, una de las sólo dos mujeres que vamos a encontrar en el purgatorio antes de Beatriz.

Otro es Buonconte de Montefeltro, que narra una historia sangrienta y fantástica que Borges recrea en su POEMA CONJETURAL:
http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=ver_poema1.php&pid=9034

Nos vemos
RC

martes, 26 de febrero de 2008

Purgatorio IV - La levedad del ser


En Purgatorio IV encontramos por primera vez un tema que va a ser importante durante el resto de la Comedia:


Ed elli a me: "Questa montagna é tale,

che sempre al cominciar di sotto é grave;

e quant'uom piú va su, e men fa male.

Peró, quand'ella ti parrá soave

tanto, che su andar ti fia leggero

com'a seconda giú andar per nave,

allor sarai al fin d'esto sentero..." (Pur. 4, 88-92)


Y él (Virgilio) me dijo: "Esta montaña es tal

que siempre al comenzar, abajo, nos pesa más;

en cuanto vamos subiendo sentimos alivio.

Mas cuando ella te parezca tan fácil

como nave que va con la corriente,

entonces estarás al final de este sendero..."


Sobre esto comenta Jeffrey Schnapp en "Introduction to Purgatorio" en The Cambridge Companion to Dante:


Medieval Science, following Aristotle, viewed the sublunar world as fundamentally different from the heavens. Whereas the latter were perfect, regular, and perpetual, the former was characterized by its imperfection, irregularity, and temporal flux. This distinction helped scientists to explain why, for instance, the sun follows precisely the same course year after year, whereas cloud-formations do not. Belonging as they do to the lower atmosphere, clouds appear and disappear; their formations are provisional and sporadic. The same sort of mutability extends to animal and plant life. Mount Purgatory functions as a kind of ladder between these ontologically distinct domains. The Ante-Purgatory lies fully within the realm of generation and corruption and is subject to fluctuating weather and to natural events such as earthquakes. The rest of the mountain, from the gateway to the summit, is free from all forms of natural mutability (see 21, 43-72).


El mundo sublunar es fundamentalmente diferente al de los cielos...

La montaña del purgatorio funciona como una escalera entre estos dos ámbitos ontologicamente distintos...

El antepurgatorio yace dentro del ámbito de generación y corrupción y está sujeto a las fluctuaciones del clima y a accidentes naturales como terremotos...

El resto de la montaña, desde la entrada hasta la cima, está libre de todo tipo de mutabilidad natural.

viernes, 15 de febrero de 2008

Por surcar mejores aguas


Estoy sorprendido de la abundancia de comentarios que se encuentra en intenet sobre los cantos del Infierno y de la escasès de comentarios sobre el Purgatorio.
¿Por què esa diferencia?
Darìa la impresiòn de que el Infierno ha sido estudiado minuciosamente en busca de los significados y relaciones màs extraños, mientras que el purgatorio ha sido dejado abandonado, como una playa solitaria en una isla desierta, para el deleite de algunos pocos que nos atrevemos a "surcar mejores aguas" ...


Libertà va cercando

Ayer leímos Purgatorio 2.

Todos notamos inmediatamente el cambio de tono en la poesía. Ya no se siente la prisa, la sensacional de asfixia y el deseo de salir que se sentían en los versos del Infierno.

Desde el primer canto del Purgatorio el escenario cambio: tenemos espacios abiertos, tenemos colores agradables, tenemos música. La conversión con Catón de Ùtica, el guardián del purgatorio, es franca y amable, no como los espantosos encuentros con los guardianes de los círculos infernales.

Virgilio le explica a Catón por que están los dos peregrinos al pie de la montaña del Purgatorio:

"........... Da me non venni:
donna scese dal ciel, per li cui prieghi
della mia compagnia costui sovvenni."

(............. No vengo por mi cuenta:
una mujer bajo del cielo y me rogó
que acompañase a este que va conmigo)

Luego le explica quien es Dante y que viene a hacer en los reinos de los muertos:

"Or ti piaccia gradir la sua venuta:
libertà va cercando, ch'è si cara,
come sa chi per lei vita rifiuta."

(Sèate grata su visita:
viene buscando libertad, que es tan querida
como bien sabe uno que dio la vida por ella --Catón)

LIBERTÀ VA CERCANDO. Esta es la primera vez que nos encontramos con esta expresión; en todo el infierno, cuando Virgilio hablaba del motivo del viaje de Dante, se refería a la experiencia, al conocimiento que Dante había venido a adquirir, y daba a entender que Dante tomaba nota de lo que veía para después escribir y dar testimonio de su experiencia en el mundo de los vivos.

¿Que libertad es esta de la que súbitamente nos habla Virgilio, por primera vez desde que se inicio el peregrinaje de Dante en la selva oscura del canto primero del Infierno?

Hay tal vez dos episodios, mas adelante, que nos ofrecen una forma de respuesta:
El primero es Purgatorio 31, 22-36

Ond'ella a me: "Per entro i miei disiri,
che ti menavano ad amar lo bene
di là dal qual non è a che s'aspiri,
quai fossi attraversati o quai catene
trovasti, per che del passare innanzi
dovessiti così spogliar la spene?
E quale agevolezze o quali avanzi
nella fronte delli altri si mostraro,
per che dovessi lor passeggiare anzi?"
...................................................
Piangendo dissi: "Le presenti cose
col falso lor piacer volser miei passi,
tosto che 'l vostro viso si nascose".

(Y ella a mi: "En contra a mis deseos,
que te conducían a amar el bien
--fuera del cual no hay nada a que aspirar--
¿que fosos se atravesaron o que cadenas
encontraste, para que en vez de ir hacia delante
tuvieses que despreciar la esperanza de tal manera?
¿Y que beneficios y que ventajas
se mostraron el las frentes de los otros
para que los rondases anhelante?"
...............................................
"Llorando dije: "Las cosas presentes
con su falso placer desviaron mis pasos,
tan pronto como vuestro rostro se escondió."

Beatriz le està preguntando a Dante: ¿Còmo, por què perdiste tu libertad?
Y Dante le responde arrepentido: Tan pronto dejaste de inspirarme, los asuntos cotidianos, temporales, me absorbieron por completo.

Estamos hablando aquí de una libertad que no es la libertad política que hemos estudiado en nuestros textos escolares. En la edad media, donde existía todavía el vasallaje y la servidumbre como formas sociales aceptadas, era inconcebible una libertad nacional o de reivindicación social. Dante maneja un concepto de libertad estrechamente ligado al concepto de libre albedrío: la libertad que tiene el hombre, mediante sus facultades superiores, de seguir los afectos que dirigen su vida hacia la salvación del alma y la culminación del espíritu, y de evitar los afectos que impiden estos mismos objetivos.

El segundo episodio que responde a nuestra pregunta esta en Paraíso 31, 85:

Dirigiéndose a Beatriz, agradecido, Dante le dice:

"Tu m' hai di servo tratto a libertade".

(Tù me has pasado de servidumbre a libertad)

sábado, 9 de febrero de 2008

ten silent centuries

Thomas Carlyle, en "The Hero as Poet. Dante, Shakespeare", Selected English Essays, 1906, sostiene que Dante es:

"...the voice of ten silent centuries"

(la voz de diez siglos silenciosos)


Borges, en un ensayo contenido en "Nueve ensayos dantescos", toca este mismo tema y concluye:

"Un gran libro como la Divina Comedia no es el aislado y azaroso capricho de un individuo; muchos hombres y muchas generaciones tendieron hacia èl"

dolce color d'oriental zaffiro


La primera lìnea del Purgatorio --luego que Dante invoca a las Musas y agradece haber dejado atràs "mar sì crudele"-- es propiamente PUR. 1, 13 :

Dolce color d'oriental zaffiro,
che s'accoglieva nel sereno aspetto
del mezzo, puro infino al primo giro,
alli occhi miei ricominciò diletto,
tosto ch'io usci' fuor dell'aura morta (Pur. 1, 13-17)

(Dulce color de oriental zafiro
que se acogìa en el sereno aspecto
del medio --el aire--, puro hasta la primera òrbita,
en mis ojos renovò el placer
tan pronto yo salì del aire muerto...)

Los dos viajeros, Dante y Virgilio, han salido del subsuelo (real y espiritual) y ven la noche estrellada del hemisferio sur. Hacia el Este amanece y el aire adquiere un color azul intenso.

Borges dice respecto a esta lìnea:
"Dante, en el verso precitado, sugiere el color del Oriente por un zafiro en cuyo nombre està el Oriente. Insinùa asì un juego recìproco que bien puede ser infinito."

Efectivamente, en àrabe, "zfir", la raìz de la palabra zafiro, quiere decir "aire" o "cielo".
De la misma manera nosotros hablamos de color "celeste" (color del cielo).
Entonces el color del cielo del Oriente, en la lìnea de Dante, es el color de una piedra preciosa que viene del Oriente y cuyo nombre, etimològicamente, es una palabra oriental que significa color del cielo. La frase gira en un circuito sin fin.

Despuès de 34 cantos infernales, donde los colores predominantes han sido el negro, el rojo ladrillo, el rojo sangre, el "perso" (rojo+negro), y todos los tonos de gris, de pronto estamos leyendo un canto donde los colores son el azul intenso del cielo y el verde fresco de los juncos bañados de rocìo matutino.

Virgilio pone las manos sobre los juncos hùmedos y le lava la cara a Dante:

ambo le mani in su l'erbetta sparte
soavemente 'l mio maestro pose:
ond'io, che fui accorto di sua arte,
porsi ver lui le guance lacrimose:
ivi mi fece tutto discoverto
quel color che l'inferno mi nascose. (Pur. 1, 124-129)

(ambas manos sobre la hierba esparcida
posò suavemente mi maestro:
donde yo, que entendì cual era su intenciòn,
le acerquè mis mejillas lacrimosas:
en ellas dejò todo al descubierto
el color que el infierno me habìa tapado)

El mundo natural recupera sus colores al mismo tiempo que Dante recupera el color natural de su rostro.

sábado, 2 de febrero de 2008

Umberto Eco sobre los símbolos medievales


La imagen del diablo en Infierno XXXIV, con tres caras de diferentes colores --rojo, amarillo pálido, y negro-- nos llamó la atención durante la última lectura:


L'una dinanzi, e quella era vermiglia...
e la destra parea tra bianca e gialla;
la sinistra a vedere era tal, quali
vegnon di lá onde 'l Nilo s' avvalla...


(Una delante, y ésta era roja...
la de la derecha parecía entre blanco y amarillo;
la izquierda se veía como la de aquellos
que vienen de donde el Nilo empieza...)



Sobre los símbolos y las alegorías medievales Umberto Eco tiene mucho qué decir:


"La mentalidad simbolista se introducía curiosamente en el modo de pensar del medieval, acostumbrado a proceder según una interpretación genética de los procesos reales, siguiendo una cadena de causas y efectos. Se ha hablado de cortocircuito del espíritu, del pensamiento que no busca la relación entre dos cosas siguiendo las volutas de sus conexiones causales, sino que lo encuentra con un salto brusco, como relación de significado y finalidad. Este cortocircuito establece, por ejemplo, que el blanco, el rojo, el verde son colores benévolos, mientras que el amarillo y el negro significan dolor y penitencia."




"Y henos aquí ante otro componente del alegorismo universal: percibir una alegoría es percibir una relación de conveniencia y disfrutar estéticamente de la relación, gracias también al esfuerzo interpretativo. Y hay esfuerzo interpretativo porque el texto dice siempre algo diferente de lo que parece decir: Aliud dicitur, aliud demostratur."


"El medieval está fascinado por este principio. Como explica Beda, las alegorías afinan el espíritu, reavivan la expresión, adornan el estilo. Estamos autorizados a no comulgar ya con este gusto, pero será mejor recordar siempre que es el del medieval, y es uno de los modos fundamentales en los que se concreta su exigencia de esteticidad."


Las citas son de Arte y belleza en la estética medieval, Umberto Eco, 1987.





Lucifero capovolto - canto XXXIV







Lucifero capovolto significa Lucifer patasarriba.



Cuando Dante y Virgilio entran al estrecho recinto donde el demonio está preso y congelado por la eternidad, lo ven como un gigante cuyo torso surge del lago helado. Se aproximan al costillar del diablo y empiezan a descender usando los enormes pelos como peldaños. Cuando llegan a la altura de las caderas, los dos poetas están en el mismo centro gravitacional de la tierra, y ya no pueden seguir bajando. Se ven obligados a girar, poniendose de cabeza, y empiezan a trepar en la misma dirección en que bajaban. Ahora la gravedad de la tierra los jala en la dirección opuesta: están entrando, por el centro de la tierra, al hemisferio sur.

Quando noi fummo lá dove la coscia
si volge, a punto in sul grosso dell'anche,
lo duca, con fatica e con angoscia,
volse la testa ov'elli avea le zanche,
e aggrappossi al pel com'uom che sale,
sí ch'en inferno i' credea tornar anche. (Inf XXXIV, 74-81)


(Cuando nos encontramos donde el muslo
empieza, en lo más ancho de las caderas,
mi guía, con fatiga y con angustia,
giró la cabeza hacia donde el diablo tenía las zancas,
y se agarró al pelo como quien trepa,
de modo que yo creí que volvíamos al infierno).


Adjunto dos dibujos que ilustran este giro fantástico: uno del Codex altonensis, un manuscrito del 1400; y otro que hice yo mismo tratando de entender cómo es que Dante resulta mirando a Lucifer patasarriba.


...e questi com' é fitto
sí sottosopra?... (Inf. XXXIV, 103-104)

(...¿y éste cómo está
así patasarriba?... )






jueves, 24 de enero de 2008

Ondulante imprecisión



"¿Quiso Dante que pensáramos que Ugolino (el Ugolino de su Infierno, no el de la historia) comió la carne de sus hijos? Yo arriesgaría la respuesta: Dante no ha querido que lo pensemos, pero sí que lo sospechemos."
"En el tiempo real, en la historia, cada vez que un hombre se enfrenta con diversas alternativas opta por una y elimina y pierde las otras; no así en el ambiguo tiempo del arte, que se parece al de la esperanza y al del olvido. Hamlet, en ese tiempo, es cuerdo y es loco. En la tiniebla de su Torre del Hambre, Ugolino devora y no devora los amados cadáveres, y esa ondulante imprecisión, esa incertidumbre, es la extraña materia de que está hecho. Así, con dos posibles agonías, lo soñó Dante y así lo soñarán las generaciones."
Borges: Nueve ensayos dantescos/ El falso problema de Ugolino.