miércoles, 28 de mayo de 2008

Esteban junior



La imagen es del Giotto, contemporáneo de Dante.
Ahí se ve a San Esteban como un hombre joven (portrait of Stephen Dedalus as a young man).

Anoche, en la lectura de Pur. XV surgió la discusión sobre la representación de San Esteban como un hombre joven. Hechos de los Apóstoles parece describir a Esteban como un hombre mayor.

Pero Dante escribe:

Poi vidi genti accese in foco d' ira
con pietre un giovinetto ancider, forte
gridando a sé pur "Martira, martira!"
(Pur. XV, 106-108)

Luego vi gente ardiendo en fuego de ira,
a pedradas matando a un jovencito,
gritando: «Martiriza, martiriza»,

La pregunta que surge es la siguiente:
¿La representación de San Esteban como un joven se genera a partir de esta cita de Dante o era ya lugar común en el siglo XIII, y tanto Dante como Giotto la toman del imaginario medieval?







3 comentarios:

lenguaje y comunicación dijo...

Bernardo daddi que vivió entre 1280 y 1342 osea medio contemporáneo de Dante si pinta a un San Esteban mayor. Ahora sigo proponiendo la teoriad del marketing

ricardo dijo...

Hay un comentarista que sostiene que es a partir de la descripción de Dante en la Comedia que se empieza a pintar a Esteban joven...

Ya vi la pintura de Daddi: no es un chiquillo pero tampoco tiene barba.

Pinturas posteriores, de españoles, sí lo muestran con barba.

Luis Adolfo Siabala dijo...

Interesante los puntos de vista. Sin duda la iconografía juega un papel importante.

Muy de acuerdo con Enzo Esposito y Bruno Nardi cuando hablan de la iconografía de un Esteban jóven postrado a tierra antes de ser lapidado. Hechos 6:15, el último versículo de este capítulo, dice: "Y mientras todos los que estaban en el sanedrín lo miraban con fijeza, vieron que su rostro era de un ángel". Anna Maria Chiavacci cree ver en esto el rostro de un joven.

Comparemos con este otro pasaje:
"Entonces la mujer fue y dijo a su esposo: "Hubo un hombre del Dios [verdadero] que vino a mí, y su apariencia era como la apariencia del ángel del Dios [verdadero], muy inspiradora de temor. Y no le pregunté precisamente de dónde era, ni él me informó su nombre. 7 Pero me dijo: ‘¡Mira! Estarás encinta y ciertamente darás a luz un hijo. Y ahora no bebas vino ni licor embriagante, y no comas ninguna cosa inmunda, porque nazareo de Dios es lo que el niño llegará a ser desde que salga del vientre hasta el día de su muerte" (Jue 13:6)

Es, a partir de este pasaje referido a la madre de Sansón, que veo la posibilidad de un rostro de autoridad, (como lo narra Lucas para el caso de Esteban), quien después de su defensa inspiró temor. ¿Un rostro asì podrìa haber sido el de un jovencito?

L