lunes, 21 de enero de 2008

Canto XXXIII Ugolino



En este canto encontramos a uno de los personajes màs comentados de toda la Comedia, el conde Ugolino de la Gherardesca, acusado por la posteridad de canibalismo --de haberse comido a sus hijos muertos.

Ugolino es uno de los pocos personajes del Infierno que se detienen a contarnos su historia; no son muchos:

1-Francesca da Rìmini en el huracàn del canto V,
2-Farinata en las tumbas ardientes de los herejes (canto X),
3- Pier delle Vigne en el bosque de los suicidas,
4-Ulises en el XXVI
5-Guido da Montefeltro en el XXVII
6- Ugolino en la torre del hambre.

Hay otros con quienes Dante tiene importantes conversaciones (Ciacco y Bruneto Latino, por ejemplo). Pero los que se dan largo espacio para narrar su propia historia son esos pocos.

Y notamos que en el lenguaje de cada uno hay una retòrica distinta para cada caso. En ninguno de los casos anteriores la retòrica del discurso es tan desesperada como en el del conde Ugolino:

"Si lo que te cuento no te hace llorar, ¿con què lloras?" --le pregunta Ugolino a Dante.

Parece necesitar urgentemente un aliado, alguien que lleve al mundo una historia distinta a la que se contaba de èl en vida de Dante. Pero Dante se las ingenia para dejarnos entrever figuras aterradoras debajo del discurso exculpatorio de Ugolino.

Literariamente es uno de los màs ricos cantos del Infierno. Los comentaristas son unànimes en opinar que, luego de este canto, el 34, el ùltimo, en el que Dante describe a Satanàs, viene como un anticlìmax.

1 comentario:

viviana dijo...

hoy leeremos Ugolino, no me lo pierdo.